Vamos a tratar aquí un tema que ya hemos comentado en algunas sesiones de webinar, las consideraciones a la hora de configurar el almacenamiento dentro de los servidores.

Uno de los casos que más nos encontramos actualmente es la demanda de disco(s) SSD para boot, habitualmente 2 discos SSD de 960Gb. Es relevante saber que S.O. va a ejecutar el servidor; en caso de Windows, no tendremos mayor problema que seleccionar la tecnología (SATA o NVME si no queremos incrementar el precio con una controladora adicional), pero en caso de VMware, hay que tener en cuenta dos cosas, VMware no admite RAID 1 de discos SATA, y el tamaño de 960Gb es extremadamente grande para ese S.O., en este caso siempre sugeriremos usar la controladora NS204, que nos aporta 2 discos NVME de 480GB en configuración RAID 1 sin necesidad de soporte de drivers por parte del S.O.

NS204:

Juego de computadora

Descripción generada automáticamente con confianza media

Para el almacenamiento de datos, aplicaciones, etc. la tecnología seleccionada (SATA, SAS, NVMe), así como el tipo de RAID, o la carencia de este, nos indicará el tipo de discos y controladoras a usar.

Para RAID 0, ó 10, podemos usar tanto la controladora software que pueda incluir el propio equipo (Intel VROC o S100i) o incluir una controladora hardware serie 200 (E208i o 216i). Hay que tener en cuenta que las controladoras software no soportan discos SAS.

Para RAID 5 o superior deberemos seleccionar como mínimo una controladora serie 400 (P408i o 416i), que dispone de un procesador más potente, así como de memoria caché, para poder gestionar las necesidades de rendimiento que estos RAID exigen.

Familia de controladoras para Gen10 plus y Gen11:

Los discos del tipo NVME no necesitan controladora, ya que van conectados directamente al bus PCI, pero no incorporan la funcionalidad de RAID, por lo que en caso de querer hacer RAID 5 o superior, deberemos incorporar una controladora para esa funcionalidad.

Al respecto del tipo de discos, podemos combinar discos de diferentes tecnologías dentro de un mismo servidor; NVMe para boot en VMware, Boot SSD SAS o SATA para Windows y Linux, HDD o SSD para el almacenamiento de datos y aplicaciones, etc. La única limitación a tener en cuenta es que no podemos combinar diferentes tecnologias de conectividad (SAS, SATA, NVMe) o de diseño (HDD, SSD) en un mismo RAID; aunque sí diferentes velocidades (7, 10, 15k en dicos HDD), o tamaños de disco, aunque ambas cosas no resultan recomendables debido a la perdida de rendimiento o capacidad que supondrá sobre los discos más potentes de dicho RAID.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *