HPE Compute Ops Management

El cómputo moderno habilita la transformación

Mantenerse al día es algo crítico para las empresas, para nada trivial. Puede llegar a ser algo bastante complicado, y muchas veces, no tenemos tampoco el tiempo suficiente para poder dedicarle a este aspecto.

Todo va asociado a una nueva velocidad y frecuencia: los datos, los cambios… lo que hace que no resulte tan simple como podía serlo en épocas pasadas, ni de cerca.

Por tanto, y como es cada vez más difícil mantenerse al día, HPE está trabajando en distintos aspectos para que sea más fácil para los usuarios. Por otro lado, somos conscientes de que estamos en plena transición a la nube. Y es algo que puede costar asimilar por parte de algunos usuarios, pero el entorno híbrido está aquí, y de hecho es raro hoy en día que algún usuario no tengo un mínimo en la nube.

Con todo esto, la propia gestión de nuestro cómputo también puede llegar a ser algo bastante complicado, y a su vez todos los cambios que ha habido en nuestra IT, también han supuesto cambios en dicha gestión.

Hablamos de operaciones complejas, algunas de las cuales pueden llevar bastante tiempo y que son propensas a errores si no se gestionan adecuadamente; y que abarcan desde unos pocos servidores en algunos casos, pero miles de servidores en otros.

HPE ha estado buscando obtener una plataforma totalmente unificada para los usuarios con soporte de extremo a extremo, y para todos aquellos usuarios de sites remotos para obtener esa experiencia.

Esto puede chocar un poco a aquellos que no hayan oído hablar de HPE Compute Ops Management pero sí conozcan e incluso hayan trabajado con HPE OneView. Esta herramienta, de la cual hemos hablado en ocasiones anteriores y de la cual seguiremos hablando en el futuro, fue, es y seguirá siendo uno de los buques insignia de HPE para DataCenters tradicionales, con todo su potencial. Simplemente e igual que HPE OneView en su día supuso un cambio en cuando a facilidad de implementación, facilidad de gestión y todo el trabajo realizado en torno a la automatización, con HPE Compute Ops Management se pretende volver a dar un paso más allá, sobre todo muy centrado en torno a la innovación y al escalado.

Por ejemplo, no suele haber problema cuando trabajamos con incluso hasta unos cientos de servidores en una ubicación o unas pocas ubicaciones; pero, si hablamos de miles de servidores distribuidos en cientos de ubicaciones, eso ya es una magnitud totalmente distinta. O si hablamos de ubicaciones tipo lugares remotos como mitad del desierto o mitad del océano, estas son las ubicaciones clave para la solución HPE Compute Ops Management. Es decir, cada una de estas herramientas junto con la propio ILO, tiene su sitio dentro del plan de gestión de HPE, tal y como muestra la siguiente imagen.

La ILO sigue siendo la base de la gestión embebida en cada uno de los sistemas. Sobre eso, si la ILO se encuentra en un DataCenter tradicional, con múltiples sistemas en una única ubicación, seguimos teniendo como solución ideal nuestro HPE OneView. Cuando hablamos de HPE Synergy, por supuesto que va también asociado a esta gestión de HPE OneView con el Synergy Composer. Si bien se puede considerar que OneView es la herramienta de gestión ideal para DataCenter, quizás no lo es tanto para fuera de DataCenter. Pensemos en que está diseñada para alta velocidad, alto ancho de banda y baja latencia; si no se dan estas condiciones podemos enfrentarnos con algunas limitaciones, y la realidad es que cada vez tenemos más cosas en el edge, por lo que tenemos esta nueva vía de gestión que nos ofrece HPE con HPE GreenLake for Compute Ops Management.

Por tanto, bajo estas consideraciones tenemos en el mercado HPE GreenLake for Compute Ops Management. Se puede encontrar ya en la mayor parte de la literatura como HPE COM, pero es importante no olvidar que pertenece al abanico de HPE GreenLake, como parte de la oferta de servicios en la nube.

HPE Compute Ops Management permite trabajar desde los DataCenter tradicionales hasta los edges más extremos en los que podamos pensar, siempre que tengamos un mínimo de comunicación, aunque sea ocasional con ellos. No importa realmente el tamaño de las empresas, la herramienta está diseñada para crecer a niveles extremos.  Es ideal para las más grandes con cientos de miles de sistemas dispersos, pero también se adapta para pequeñas empresas. No importa el caso, es fácil de obtener, fácil de usar y sin complejidad en el mantenimiento.

Algo que ocurre a veces con las herramientas tradicionales de DataCenter es que cuando se lanzan nuevas versiones de las herramientas o de los productos, es necesario invertir un determinado tiempo en poner al día el entorno, “dejar todo verde” y sin alertas, y luego nos olvidamos; a veces nos olvidamos durante demasiado tiempo incluso, y a la hora de volver a enfrentarnos a este tipo de procesos, nos encontramos con entornos ya un poco “descontrolados” y difíciles de abordar.

HPE Compute Ops Management pretende resolver este tipo de problema también a los usuarios, como parte de esa experiencia consistente de nube. Si lo pensamos bien: ¿cuándo fue la última vez actualizamos Google?, o ¿cuándo fue la última vez que tuvimos que parchear GoogleMaps? Todo esto pasa de manera automática y transparente, sin necesidad de hacer nada por nuestra parte, ocurre sin más. De manera que cada vez que entramos en la herramienta de gestión, podemos encontrarnos algo nuevo: un nuevo menú, una nueva funcionalidad disponible, una mejora de algo que ya existía… La implicación de la idea “always up to date – siempre actualizado”, es precisamente no tener que gestionar la herramienta de gestión.

Otra pieza asociada a esta herramienta en la nube es el concepto de suscripción, ya que se está consumiendo como otro servicio más. Por tanto, es algo a lo que nosotros como usuarios nos suscribimos de manera sencilla, sin tener que trabajar en ello, y con distintas opciones, según sea nuestro caso e intención con respecto a los dispositivos que vamos a conectar a la herramienta.

Transformación de la gestión del cómputo

Por un lado y por lo que puedan pensar algunos usuarios, hablamos de operaciones seguras en la nube. Se basa en comunicaciones seguras, robustas y confiables entre las ILOs (ILO5) y la cloud. Comunicaciones fuera de banda y por el puerto 443; es decir, desde un punto de vista de seguridad es como abrir un navegador y acceder al sitio de HPE con nuestra contraseña. Se inician desde la ILO a la nube, podemos tener proxy… Básicamente, si la ILO puede salir, se puede gestionar.

Por otro lado, la herramienta busca la simplificación y automatización con una gestión ágil del ciclo de vida, con la idea de ahorrar tiempo y dinero. De lo primero en lo que se ha trabajado ha sido el firmware, se ha considerado como un mínimo, un punto crítico para hacer que valga la pena este viaje. Pero las expectativas van mucho más allá, a lo que conocemos como “zero-touch”: que nuestros servidores salgan de fábrica, lleguen a nuestra ubicación remota, salgan de la caja, se enciendan, se conecten a la red y listo; es decir, que los servidores vayan de su llegada a producción, aunque cierto es que todavía no estamos en ese punto, se sigue trabajando para lograrlo.

Y todo esto, por supuesto, hablando de una gestión unificada del cómputo, desde una única consola, independientemente de donde resida cada uno de nuestros equipos.

Podréis tener más información de HPE GreenLake for Compute Ops Management en futuras entradas; nos encantará mostraros el acceso, conexión de dispositivos, gestión de suscripciones, así como distintas funcionalidades de la misma.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.